Gobierno Peruano declara estado de emergencia ambiental en la región de Pastaza

El domingo pasado, Panorama, un programa de noticias en horario estelar peruano, transmitió un pequeño documental sobre la contaminación en la cuenca del Pastaza causada por Pluspetrol Norte SA – el mayor productor de petróleo en la Amazonía peruana. Pluspetrol opera la concesión petrolera 192 (ex 1AB) y 8, que afecta a las cuatro cuencas de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, en la región norte amazónica peruana de Loreto.

Aunque las imágenes presentadas en el documental fueron impactantes, no son nuevas. Las federaciones indígenas de las zonas afectadas y sus aliados, han estado difundiendo durante mucho tiempo al mundo las imágenes de los derrames de petróleo, los suelos, ríos y lagunas enteras que Pluspetrol ha ido desapareciendo para encubrir la contaminación. Sin embargo, a nivel nacional e internacional, los testimonios de los Quechuas, Achuar, kukama, Candoshi, entre otros grupos indígenas no han sido escuchados en más de cuarenta años de explotación petrolera en sus territorios.

b2ap3_thumbnail_IMG_1782.JPGDespués del informe de Panorama, siguió un anuncio inesperado, cuando entrevistaron al ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal. Pulgar-Vidal anunció en el programa de televisión que se declararía oficialmente un estado de emergencia ambiental en el Pastaza al día siguiente. Por otra parte, afirmó que el gobierno peruano lanzaría una nueva ley sobre normas de calidad ambiental para suelos, algo que los grupos ambientales en el Perú han venido exigiendo desde hace más de una década.

Las dos leyes fueron lanzadas oficialmente el 25 de marzo, y a partir de ayer el estado de emergencia ambiental en el Pastaza ya está en marcha. Se obliga al Gobierno a que tome medidas inmediatas para “reducir el riesgo en la salud y el medio ambiente en las zonas afectadas por las actividades humanas en la cuenca del río Pastaza”.

Estos últimos acontecimientos representan una gran victoria, sobre todo para el pueblo indígena Quechua de Pastaza y la federación que lo representa, FEDIQUEP, y de igual forma para sus aliados y algunos de los grupos ecologistas que los han estado acompañando. Por otra parte, estas acciones son un precedente para los grupos indígenas de las otras tres cuencas afectadas, que están viviendo en las mismas condiciones.

Después de una larga batalla que ha tenido lugar desde los años setenta, las federaciones indígenas han aumentado significativamente la presión sobre el gobierno regional y nacional en los últimos años. Durante décadas, cada federación había estado sola contra PlusPetrol y sus predecesores Occidental Petroleum. Sin embargo, después de una serie de importantes reuniones y un foro celebrado en Iquitos en 2011, las federaciones de las cuatro cuencas fluviales reconocieron sus posiciones compartidas y se unieron para formar un nuevo movimiento indígena llamada PUINAMUDT (Pueblos Indígenas de la Amazonía Unidos en defensa de sus Territorios). Poco después, se llevaron a cabo una serie de grandes movilizaciones de los grupos indígenas de los cuatro ríos, que juntos protestaron pacíficamente en contra de los abusos de PlusPetrol. A raíz de estas movilizaciones, el gobierno comenzó a escuchar y pronto se abrió un dialogo con PUINAMUDT que finalmente permite a las federaciones presentar sus demandas y propuestas de soluciones frente a las condiciones devastadoras que enfrentan sus habitantes.

Una comisión multisectorial fue establecida entonces en el verano de 2012, ordenando a los distintos órganos de gobierno viajar al Pastaza en octubre de 2012 para tomar muestras de suelo y agua por primera vez. Los resultados de estas pruebas han demostrado científicamente niveles peligrosamente altos de contaminación que están causando serios problemas de salud en las comunidades y el medio ambiente.

Fullscreen capture 27032013 063258

https://www.youtube.com/watch?v=_AIHEoarkWQ

La semana pasada, en una asamblea general celebrada en Nuevo Andoas, Aurelio Chino Dahua y el pueblo Quechua exigieron ferozmente que el gobierno declare urgentemente un estado de emergencia ambiental. Ahora que lo mismo ha sido confirmado, existe la esperanza de que se tomen las medidas y acciones efectivas para un medio ambiente más limpio, aumentar los índices de salud y mejorar las condiciones de vida para la gente del Pastaza.

El presidente de FEDIQUEP, Aurelio Chino Dahua, explicó:

“A partir de ahora necesitamos que el gobierno limpie y remedie todo lo que esta empresa ha causado. Exigimos la declaración del estado de emergencia porque vemos que el gobierno no quiere atender a nuestras peticiones rápidamente. Seguimos tomando agua contaminada cada día… Creemos que al declarar un estado de emergencia, el gobierno se verá obligado a preocuparse por nosotros y tomar las acciones necesarias para resolver nuestro problema en cuanto antes”.

En una una entrevista con RPP Noticias el Ministro de Medio Ambiente Manuel Pulgar-Vidal dijo:

“PlusPetrol asumió la explotación petrolera en esta zona desde el 2001, sin embargo sabemos que existe un mal manejo ambiental por parte de la empresa. Si bien en algún momento se realizó un programa de rehabilitación, no se hizo de forma adecuada y a esto se le agrega las inadecuadas acciones de las autoridades entre el 2003 y el 2005. “Ya se está trabajando un expediente para iniciar obras de saneamiento integral y permanente, con el cual se obliga a la empresa a rehabilitar la zona”.

El ministro dijo que además de sus acciones en el Pastaza, desde el 15 de abril el gobierno también va a ingresar a las cuencas Tigres, Corrientes y Marañón para llevar a cabo actividades de monitoreo y establecer medidas correctivas.

Por supuesto, aún no se ha demostrado la eficacia de las medidas que tomará el gobierno durante los próximos tres meses, y a mediano plazo. Sin embargo, se merece celebrar cautelosamente los acontecimientos actuales como una victoria clave para los pueblos indígenas de la Amazonía peruana y esperar que la situación mejore ahora, después de pasar 40 años de impunidad para las compañías petroleras.

En los últimos dos años Alianza Arkana ha acompañado a FEDIQUEP en su lucha contra PlusPetrol a través de apoyo financiero que provee una representación legal de la federación, así como mandar informes con sus testimonios directamente del Pastaza y generar más conciencia internacional sobre la situación.

Stefan Kistler, Wednesday, 27 March 2013

Advertisements