Federación Indígena ACODECOSPAT lleva a cabo conferencia de prensa sobre la contaminación de petróleo en la Reserva Nacional Pacaya Samiria

ACODECOSPAT, la federación que representa a 57 comunidades indígenas Cocama-Cocamilla que viven en la cuenca del río Marañón, organizó una conferencia de prensa esta mañana para difundir su documentación del aceite abundante derramado en el bloque 8x. Una comisión gubernamental de expertos en medio ambiente está programada para entrar en la concesión de petróleo en las próximas semanas, para tomar muestras de suelo y agua.

El bloque de petróleo 8x está situado dentro de las fronteras del área protegida más grande de Perú, la Reserva Nacional Pacaya Samiria, y se superpone al territorio ancestral de los Cocama-Cocamilla. Durante años, ACODECOSPAT ha emitido quejas que denuncian los vertidos y la negligencia de Pluspetrol Norte, la empresa argentina que opera actualmente en la concesión, para hacer frente a la contaminación.

Durante el evento ocurrido esta mañana, el monitor del medio ambiente de Cocama-Cocamilla, Ander Ordoñez, presentó pruebas fotográficas de los derrames de petróleo situados en varios puntos a lo largo del oleoducto que corre a través del bloque 8x. ACODECOSPAT proyectó un video filmado en una reciente misión de reconocimiento al bloquear 8x, con el Sr. Ordóñez parado con profundidad hasta las rodillas en una serie de lagos de petróleo, arrodillándose junto a las grietas de las tuberías donde el petróleo se ha filtrado como la sangre a través de un vendaje, caminando a través del bosque, y señalando a ranas muertas e insectos recubiertas en el aceite de crudo. De pie en medio de las ruinas del medio ambiente, el Sr. Ordoñez sobresalta la presencia tanto de los derrames frescos como de la contaminación histórica que Pluspetrol nunca ha abordado adecuadamente. La federación indígena también mostró un mapa de la Reserva Nacional de Pacaya Samiria con coordenadas con GPS que marcan puntos de contaminación de los últimos cuarenta años de actividad petrolera. Alfonso Lopez Tejada, presidente de ACODECOSPAT, continuó la presentación con una conmovedora apelación:

“Aquellos a favor de las industrias extractivas deben venir a vivir con nosotros. Deben beber el agua que bebemos, respirar el aire que respiramos, venir a vivir en nuestras comunidades, y sentir el sufrimiento que sentimos. Deben comer la fruta cultivada en nuestra madre tierra enferma y contaminada”.

https://www.youtube.com/watch?v=lUwqkeFQeT4

Una comisión multisectorial creada en junio de 2012 para analizar y tratar la contaminación causada por la actividad petrolera en cuatro cuencas de los ríos principales de la Amazonía peruana, está programada para entrar en la cuenca del río Marañón, a mediados de septiembre. La comisión, integrada por un grupo de expertos ambientales gubernamentales, se creó en respuesta a la movilización de diversos grupos indígenas en una protesta que duró una semana el año pasado; un punto de inflexión después de décadas de peticiones desatendidas que el Gobierno aborde la contaminación. La comisión se encargará de obtener y analizar muestras de suelo y agua de las cuencas de los ríos Pastaza, Tigre, Corrientes y Marañón, y posteriormente la creación de un plan de remediación y programas para hacer frente al desastre de la salud humana, creada por la contaminación.

b2ap3_thumbnail_9319960035_d7dba9587e_o.jpg

Hasta ahora, la Comisión ha dado a conocer los resultados impactantes de su prueba en las cuencas del río Pastaza y Corrientes, los resultados del Tigre están en espera de liberación. El Marañón es la última de las cuatro cuencas de los ríos que la Comisión entrará. Los niveles de metales pesados tóxicos y HTP (hidrocarburos totales de petróleo) encontrados en el Pastaza eran tan altos que el gobierno declaró un estado de emergencia ambiental cuando los resultados fueron puestos en libertad en febrero de este año. Los resultados de las pruebas en el Corrientes se publicaron a finales de agosto, con niveles igualmente angustiantes de contaminación del suelo y agua.

ACODECOSPAT (Asociación Cocama de Conservación San Pablo de Tipishca) es una federación indígena que representa a 57 comunidades Cocama-Cocamilla. En los últimos trece años han dedicado sus esfuerzos a la defensa de los derechos colectivos, el territorio y la cultura del pueblo Cocama-Cocamilla.

Traducido por Mariana Orta

Deborah Rivett, Friday, 06 September 2013

Advertisements