Pluspetrol con fuertes multas por daños ambientales irreparables en la Amazonía peruana

La agencia peruana de Evaluación y Control del Medio Ambiente (OEFA), impuso una multa de más de 20 millones de nuevos soles (aproximadamente $ 7,2 millones de dólares) en la compañía petrolera Pluspetrol Norte SAC por daños ambientales irreparables y la intención de “desaparecer” el lago Shanshococha (2865 m2), ubicado en el lote de petróleo 1AB fuera de Andoas, en la cuenca del río Pastaza en el norte de la Amazonía peruana.

Una parte de la Secretaría de Medio Ambiente del Perú, OEFA ha impuesto la multa con base en las siguientes infracciones:

1. La contaminación del lago con hidrocarburos líquidos.
2. Pérdida ecológica irrecuperable del ecosistema del lago por haber llevado a cabo actividades de drenaje y eliminación sin tener un plan de gestión ambiental aprobado en el lugar.
3. No informar a OEFA sobre el trabajo de intervención que se realiza en el lago.
4. No comunicar a OEFA, dentro de 24 horas, sobre la contaminación del medio ambiente del lago.

Por otra parte, y tal vez aún más sin precedentes, OEFA ordenó como medida correctiva que Pluspetrol creara un nuevo lago , o, si no es posible, asegurar de alguna otra manera que los servicios ambientales y alimentarios que brindaba este lago a la población indígena sean reestablecidos.

Gran parte de este reciente evento necesita ser atribuido al trabajo de monitores ambientales indígenas locales de la Federación de Indígenas Quechuas del Pastaza (FEDIQUEP). Controlaron e informaron sobre derrames de petróleo y la contaminación dentro del Lote 1AB – que se superpone con sus territorios tradicionales –los monitores quechuas informaron que el lago Shanshococha estaba fuertemente contaminado con petróleo crudo a principios de 2012.

FEDIQUEP

FEDIQUEP y sus monitores ambientales han denunciado desde hace años la contaminación de petróleo en el Pastaza y, finalmente, lograron obtener una comisión gubernamental multisectorial para investigar los suelos y el agua en las zonas afectadas. Los resultados de contaminación que se publicaron a principios de 2013, superaron por mucho las normas ambientales para el agua y los suelos, lo que llevó al gobierno a declarar el estado de emergencia ambiental en marzo de 2013.

Pluspetrol, aprendiendo de una comisión gubernamental llegando a un área para investigar los reclamos indígenas sobre contaminación, efectivamente trató de borrar la evidencia a través de una misión de ” encubrimiento”. Pluspetrol se refirió a esto como ” la recuperación del suelo”. Lo que hicieron en realidad fue mezclar el crudo con el suelo natural no contaminado procedente de las zonas circundantes, lo que resulta en la destrucción completa de este lago amazónico, dejando tras de sí una gran mancha deforestada de tierra en el bosque.

contaminación del Pastaza

Pluspetrol fue sorprendido en el acto de hacer esto por la misma comisión que entró en la concesión a tomar muestras en octubre de 2012. FEDIQUEP, así como Alianza Arkana que los acompañó a la comisión, fueron capaces de capturar esta actividad clandestina en video. La Federación presentó más tarde esta evidencia convincente a los órganos gubernamentales y se dio a conocer el material en los medios públicos. Las fotografías, algunos capturadas por Alianza Arkana, comenzaron a circular ampliamente, proporcionando evidencia irrefutable de actos de Pluspetrol.

la desaparación de Shanshococha

“Si bien la multa es bienvenida y representa un paso en la dirección correcta, si esto va a significar un cambio real para las comunidades indígenas afectadas por la contaminación por petróleo aún está por verse”, dice Stefan Kistler, coordinador del programa de Justicia Ambiental y los Derechos Humanos Alianza Arkana. “Los más de 20 millones de soles son una multa administrativa que irá al estado peruano. Esto es sin embargo, el por qué el segundo aspecto de la sentencia es interesante, lo que obliga a Pluspetrol a reestablecer el servicio ambiental del lago que ha provisto a la población local. Sin embargo, esta es una primera instancia y Pluspetrol y todavía tiene el derecho de apelar”.

En un caso similar, en relación con el Lote 8X, ubicado dentro de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, Pluspetrol fue multado con 30 millones de soles por OEFA en diciembre de 2012, por no cumplir con las obligaciones para remediar áreas históricamente contaminados. Pluspetrol apeló el caso y hasta hoy aún no ha pagado esa multa. Si se presenta una apelación, este caso tendrá un mínimo de dos años. La ejecución de esta sentencia puede tomar un largo tiempo, por no mencionar el tiempo que tomará restaurar los daños ambientales causados a Shanshococha, si esto es posible.

Más información sobre la situación social y ambiental del pueblo quechua del Pastaza próximamente en el sitio web de Alianza Arkana.

Traducido por Mariana Orta

Stefan Kistler, Sunday, 01 December 2013

Advertisements